No hay decisiones malas

Para los estudiantes, eśta época es sinónimo de agobio, ansiedad, y en muchos casos, de una frustración que les lleva al límite. Ahora mismo, estarán pensando en su Prueba de Acceso a la Universidad(PAU), buscando esa nota que les dicta si son capaces de estudiar una carrera. Es triste saber, que la capacidad de un alumno se mide en una escala del 1 al 14, las personas, y más los jóvenes, son seres impredecibles capaces de alcanzar cualquier objetivo si se lo proponen.

La indecisión de los jóvenes en ésta época del año es muy común, no la decisión de elegir a,b o c en un test, sino la decisión de a que carrera optar. Y es que, esta decisión marcará lo que estudiarán durante los próximos cinco años y probablemente,  y si acaban la carrera satisfactoriamente(si es que se la pueden permitir, aunque ese es otro tema), se dedicarán a esa profesión durante los próximos 25 o 30 años. Y la verdad es que los estudiantes están sometidos a una gran presión. Muchos de los adultos se tomarán esto a cachondeo, de hecho, es muy frecuente oír a los padres decir que los “problemas” que tienen los estudiantes no son problemas, pero en realidad, estos se pueden encontrar ante un gran dilema a la hora de escoger itinerario o carrera. Y…¿por qué?

Actualmente, los estudiantes denominados como de “letras” o de “humanidades” están muy menospreciados. Los medios y los estudios dicen que el futuro se encuentra en las Ingenierías y en la Ciencia, restando importancia al mundo del Periodismo o del Derecho. Y esto, desde mi humilde opinión, afecta muchísimo más a los padres que a los propios alumnos. Y esto es preocupante. Si no se ejerciera este tipo de presión por parte de los padres, afectados también por factores como la crisis o el paro, los jóvenes se limitarían a escoger lo que les gusta. Y eso, padres del mundo, es lo mejor. No juzgo a ningún padre por “obligar” a sus hijos a estudiar una determinada carrera, sus razones tendrán, pero no es lo correcto en absoluto. Si impones a tu hijo a estudiar una carrera “con futuro”, lo único que conseguirás es crear a alguien materialista, es decir, no se está inculcando buenos valores, es todo lo contrario. Porque al hacer esto, se está poniendo al dinero como símbolo del éxito, cuando no lo es, se está dando un valor muy elevado a tener una gran casa, dinero en el banco y buenos coches, y claro, todo esto pasaría solo en el caso de que tenga éxito haciendo algo que no le gusta y que no siente. En cambio, dejando libertad a los hijos para elegir según su gusto y sus sentimientos, les hará trabajar más fuerte en sus metas. Puede que hayan muchísimas personas que estudien lo mismo que él, pero si se siente que se puede ser mejor, se podrá ser. Entonces, ésta es la única forma de inculcar buenos valores, que le den importancia a la paz interior, al trabajo, a valorarse a uno mismo, y con más facilidad podrán ser los mejores en lo suyo.

No hay que tener miedo a tomar decisiones arriesgadas, puesto que no hay decisiones ni malas ni buenas, mientras se crean en ellas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s